Linkedin
Facebook
Twitter

Todas las Actividades

 

 Cada vez más mujeres se sumergen en las redes sociales en la búsqueda de un parto Humanizado, vertical, respetado etc. constatamos en la práctica que no siempre es tan fácil ya que hay profesionales que se sienten complicados por los requerimientos de las mujeres y su fuerte convicción e incluso otros que no le toman real peso a la solicitud y le “bajan el perfil” con frases como “bueno, ahí lo veremos”. Hoy día y basado en el contacto permanente con muchas madres y sus experiencias, quiero compartir con ustedes algunos tips o comentarios al respecto:

1. La experiencia de parto siempre es personal, lo que fue muy bueno para una mujer podría ser terrible para otra. No obstante lo anterior la única posibilidad de nutrir la decisión es a través de recomendación, ya que ninguna certificación de ninguna institución asegura el alineamiento profesional con esta opción de parto. Finalmente el consejo es recomendemos con cautela y recibamos con criterio los comentarios, sobre todo los que se escriben en las redes, pues cada una tiene el deber y el derecho de hacer su propio camino y para eso hay que visitar y buscar uno misma.

2. La preparación al parto (talleres) no asegura que se tenga un parto humanizado, los talleres, en su mayoría, aportan la experiencia de conectar con el bebé y con nuestro propio poder y sobre todo información para decidir o actuar en forma consiente.

3. Nada justifica asustar a una mujer o increparla por su decisión de como tener su parto, sobre todo si esta ha sido informada adecuadamente. La decisión es personal. Por ello la importancia de favorecer instancias de acceso a la “buena información” ya que la información es poder.

4. Tener una silla de parto, o un soporte para colgarse, o cojines, cuerdas, sogas o caballetes, no implica una obligación a la posición del parto. Todos los elementos auxiliares son de apoyo para favorecer el movimiento y la alternancia en la postura, por ello lo más importante es contar con opciones: silla, colchoneta, soporte, piso, cama, barra en la pared, soga al techo etc. Así se nos hará más fácil y seguro buscar aquella posición que nuestro cuerpo requiera en los distintos momentos del parto.

Queremos aportar al gran cambio de modelo, queremos ser parte de una nueva forma de vivir el nacimiento… porque no queremos más que lo más difícil sea “como un parto”, queremos que el parto sea sinónimo de bienvenida amorosa, de renacer femenino.  Camila Soto, Creadora del 1er Soporte Clínico de Parto vertical HUM

 

 El equipamiento de Parto Vertical HUM Diseño, en su formato HUM Clinic, es adecuado y compatible con los protocolos de protección de infecciones hospitalarias utilizados en todos los centros de atención de salud, ya sean públicos o privados dado que:

1. De acuerdo a REGLAMENTO DE CONTROL DE PRODUCTOS Y ELEMENTOS DE USO MEDICO, D.S. 825 del año 1999, estarán sometidos a control Sanitario los instrumentos, aparatos, dispositivos y otros artículos o elementos destinados al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades de seres humanos o al reemplazo o modificación de sus anatomías … caso que no aplica al equipamiento de Parto Vertical que , más bien esta categorizado como mobiliario para ser usado en instituciones de salud

2. Aun cuando estuviera caracterizado como tal, la clase asignada sería Clase I, es decir “equipamiento de muy bajo riesgo, no invasivo, de uso pasajero, no implantable ni quirúrgico” por lo que no representa un factor a intervenir mayormente como parte de la Gestión de Prevención de IAAS.

3. Tal como indica la Guía Para atención de Parto Normal de 1996 de la OMS, en el parto “No es necesario el grado de esterilización usado normalmente en un quirófano”, especialmente si se favorece el proceso natural y se evita la intervención innecesaria. Además el equipamiento tendrá contacto con piel intacta y no con mucosas por lo que no requiere de la aplicación de protocolos de esterilización y desinfección clínica. Si de limpieza y cuidado de las superficies.

4. Finalmente y de acuerdo con las indicaciones establecidas por el “Manual de Prevención y Control de Infecciones Intrahospitalarias (IIH) y Normas del programa Nacional de IIH” del año 1993, el mobiliario analizado, corresponde a Elementos No Críticos, que normalmente entran en contacto con la piel sana o parte superior del aparato digestivo y requieren, según el caso de desinfección de nivel intermedia, baja o solo limpieza”, esto es “Eliminación por acción mecánica (con o sin detergente) de la materia orgánica, la suciedad y la eliminación de las formas vegetativas de Bacterias, Virus y Hongos a través de diferentes productos como el Cloro” E

n conocimiento de lo anterior, es que el Soporte Clínico de Parto Vertical ha sido diseñado en una materialidad plástica RPRFV (Resina de poliéster reforzado con Fibra de vidrio), no porosa, de fácil limpieza, resistente a Cloro u otros productos de acción desinfectante y por lo tanto cumple ampliamente los protocolos solicitados para el ingreso y la utilización al interior de las instituciones de salud.  

 

 En el ámbito personal soy madre, usuaria del Soporte de Parto vertical en el que parí a Eloy, mi único hijo y compañera de Eduardo. Además soy una de tantas mujeres que lucha por hacer lo que más ama y no sólo generar recursos . Luchadora por los derechos de las mujeres (parte de Relacahupan Chile), creyente en energía del amor, el destino y las causas colectivas, emprendedora por naturaleza y admiradora de los seres humanos apasionados por la vida y el cuidado de los otros.

En el ámbito profesional, soy diseñadora industrial, con amplia especialización y experiencia en temas de gestión y capacitación. Parte de mis competencias claves son la organización de la información, el análisis de eficiencia de procesos con foco a objetivos y el liderazgo.

Como consultora he asesorado a diferentes organizaciones, tanto públicas como privadas lo que ha desarrollado en mi perfil la capacidad de abordar diferentes temáticas, planificar, y administrar proyectos de diferente naturaleza y orientación.

Hace desde el año 2010 tengo mi propia empresa, HUM Diseño, que se dedica al diseño de soluciones para la humanización del parto. El objetivo de HUM Diseño es acompañar el progresivo cambio de modelo de atención proveyendo equipamiento y asesoría para este proceso por lo que contamos con una amplia red de contactos que nos aportan de información.

Dada la innovación que requiere HUM, he tenido que desarrollar un proceso continuo de investigación e incorporación de nuevos requerimientos y criterios, gracias a eso he podido alcanzar no solamente mercado nacional (matronas independientes y centros de salud públicos y privados), sino también otros países como Venezuela, Argentina y Uruguay.

He realizado capacitación en mis distintas áreas de desempeño: gestión y calidad para empresas privadas y públicas, creatividad (Universidad de Chile), Talleres de parto (a embarazadas y sus parejas), Parto Vertical y ambientes para el parto humanizado (Universidad de Santiago) etc. 

Top of Page