Linkedin
Facebook
Twitter

El camino personal a un Parto Humanizado

  • Imprimir
  • Email

 

 Cada vez más mujeres se sumergen en las redes sociales en la búsqueda de un parto Humanizado, vertical, respetado etc. constatamos en la práctica que no siempre es tan fácil ya que hay profesionales que se sienten complicados por los requerimientos de las mujeres y su fuerte convicción e incluso otros que no le toman real peso a la solicitud y le “bajan el perfil” con frases como “bueno, ahí lo veremos”. Hoy día y basado en el contacto permanente con muchas madres y sus experiencias, quiero compartir con ustedes algunos tips o comentarios al respecto:

1. La experiencia de parto siempre es personal, lo que fue muy bueno para una mujer podría ser terrible para otra. No obstante lo anterior la única posibilidad de nutrir la decisión es a través de recomendación, ya que ninguna certificación de ninguna institución asegura el alineamiento profesional con esta opción de parto. Finalmente el consejo es recomendemos con cautela y recibamos con criterio los comentarios, sobre todo los que se escriben en las redes, pues cada una tiene el deber y el derecho de hacer su propio camino y para eso hay que visitar y buscar uno misma.

2. La preparación al parto (talleres) no asegura que se tenga un parto humanizado, los talleres, en su mayoría, aportan la experiencia de conectar con el bebé y con nuestro propio poder y sobre todo información para decidir o actuar en forma consiente.

3. Nada justifica asustar a una mujer o increparla por su decisión de como tener su parto, sobre todo si esta ha sido informada adecuadamente. La decisión es personal. Por ello la importancia de favorecer instancias de acceso a la “buena información” ya que la información es poder.

4. Tener una silla de parto, o un soporte para colgarse, o cojines, cuerdas, sogas o caballetes, no implica una obligación a la posición del parto. Todos los elementos auxiliares son de apoyo para favorecer el movimiento y la alternancia en la postura, por ello lo más importante es contar con opciones: silla, colchoneta, soporte, piso, cama, barra en la pared, soga al techo etc. Así se nos hará más fácil y seguro buscar aquella posición que nuestro cuerpo requiera en los distintos momentos del parto.

Queremos aportar al gran cambio de modelo, queremos ser parte de una nueva forma de vivir el nacimiento… porque no queremos más que lo más difícil sea “como un parto”, queremos que el parto sea sinónimo de bienvenida amorosa, de renacer femenino.  Camila Soto, Creadora del 1er Soporte Clínico de Parto vertical HUM

El evento se ha planificado para el día martes, 01 Septiembre 2015

Top of Page